hypertrofia auditiva

Hypergramola: “Lost Outside the Tunnel” de Aztec Camera

En 1983 el sonido ochentero cuajó definitivamente tanto en el Reino Unido como en los EE.UU. Declinaban The Clash y ascendían un puñado de grupos siguiendo su estela, pero con aires de “nueva ola”. Entre estos grupos tenemos a los escoceses Aztec Camera, que aquel año publicaron el lp High Land, Hard Rain. Por aquel entonces su líder, el guitarrista y cantante Roddy Frame, tenía 19 años y un talento deslumbrante. Unas semanas antes de la publicación del disco los demás miembros del grupo se largaron, dejando a Roddy la ingente tarea de mezclar y masterizar el disco, con el resultado de que a su talento de brillante guitarrista y compositor tenemos que sumar el de productor. Tal vez un efecto colateral de todos esos talentos sea un ego desmedido: esa puede ser una explicación para semejante desbandada. O eso, o vértigo, agorafobia, por parte de unos tímidos highlanders ante el inminente éxito que se avecinaba.

El éxito del disco fue notable, pero poco más se supo de Frame: siguió escribiendo e interpretando en plena vorágine ochentera, lo que desembocó a veces en discos más preocupados por el envoltorio y en general poco considerados por parte de las listas de éxitos.

Personalmente descubrí Aztec Camera y su gran disco de 1983 hace muy poco. Casi todas sus canciones destacan por la imaginativa y magistralmente interpretada guitarra acústica de Frame, cargada de referencias a multitud de géneros (sobre todo al jazz vocal, qué bien le quedarían a algunas de estas canciones unos arreglos de big band).

La canción que me impactó a la primera escucha del High Land, Hard Rain fue “Lost Outside the Tunnel”, de acordes y melodía colgantes en el abismo.

La escuché por primera vez medio dormido, sin prestar atención a la letra, y en la parte interior de mis párpados seguí el recorrido del túnel, sinuoso y sin fin. En posteriores escuchas la letra era la de una voz proveniente de las profundidades: “Me reí hasta que se volvió demasiado oscuro”, dice el primer verso. Y el estribillo: “Estoy perdido aquí solo, estoy perdido fuera de mí”. ¿Drogas, amor, postadolescencia? Supongo que en estos casos va todo junto y más lejos, hacia abajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s