hypertrofia a granel

¿Es El Hematocrítico el Banksy del humor online?

Por Quin Canero

Si los 15 minutos de fama que Warhol vaticinó para todohijodevecino se miden hoy en retweets, El Hematocrítico ya ha desbordado su cuota de notoriedad. Es más, quizás para él la fama sea una estación (más o menos) duradera. Más de 22.500 seguidores en Twitter, un libro publicado, colaboraciones en Cinemanía, un neologismo acuñado que ya usa la publicidad televisiva y unas cada vez más frecuentes apariciones en medios de comunicación masivos lo convierten en, quizás, el humorista con mayor proyección del reino.

(Nota al pie que va arriba para que nadie la obvie: se entiende “fama” dentro del contexto de la fragmentación característica de la posmodernidad: social, cultural y, por tanto, también de audiencias. Nuestro hombre no va a ser más famoso que Jesucristo, puedo aventurar).

En todo caso, who the fuck is El Hematocrítico? Se sabe que vive en A Coruña y que es profesor de infantil. En una entrevista radiofónica, como el locutor se negaba a llamarlo con ese extravagante apelativo, dijo llamarse Miguel, y a juzgar por sus referencias culturales debe de mediar la treintena. Opera bajo ese nombre, y hasta la fecha no se han difundido (al menos no a gran escala) imágenes suyas.

Parece tener un plan para dominar el mundo, para forjarse una identidad (un perfil, se dice ahora, también en eso nos estrechamos) precisamente jugando al misterio. Como el exgrafitero y ahora artista Bansky. Pues no. Según explicó en una entrevista para este blog, simplemente no quiere que los padres de sus alumnos sepan a qué se dedica cuando no instruye a los críos. Ya se sabe que en provincias, por muy liberal y burguesa que sea A Coruña, todos nos conocemos. En otras ciudades sí ha ido a presentaciones y conferencias.

¿Cómo consigue una persona anónima, sin plataforma mediática alguna, tener miles de seguidores pendientes de sus actualizaciones? Fácil: creas un blog para “contarle a muchos amigos la misma chorrada” y de ahí al estrellato internáutico. Bueno, entre la puesta en marcha de la bitácora y su ascenso transcurrió el lustro que va desde 2006 a 2011. Ese año, con la combinación de Twitter (con el que instauró el comentario en directo de programa televisivo estúpido, todo un género) y el tumblr de los cuadros estalla el fenómeno. La historia daría para una reflexión profunda sobre por qué lo underground se vuelve mainstream. Por ejemplo, el primer ‘Drama en el portal’, hallazgo por el que ahora lo reclaman los medios, data de 2010 y pasó sin grandes alharacas por su blog. Y el término tróspido –que ha incluido Cuatro en sus promociones en un ilustrativo ejemplo de apropiacionismo típico del capitalismo cultural- figura en su blog nada menos que en 2006.Pero no son horas.

Así que vamos a tratar de desentrañar algunas de las claves de su humor. Veamos algunos ejemplos. Nos centraremos en dos de sus creaciones, El Hematrocrítico de Arte y ‘Drama en el portal’, pero que quede constancia de los muchos frentes abiertos que tiene, otra de las claves de su éxito. El último, un podcast que parece haber levantado ampollas en la comunidad, sí, de podcastistas.

 Uno ha de reconocer su predilección por el tumblr El Hematocrítico de Arte. La operación es simple: toma un cuadro de la tradición artística académica (del prerrenacimiento al rococó, básicamente, aunque hay alguna excepción) y le cambia el título. Si es extranjero, va un rótulo en español y otro, ahondando en la idea o buscando otro enfoque, en el idioma (macarrónico) del original. Y ya:

complicadoplan

Complicado plan para sustituir a Cristo en la cruz por una monja’ (La santa staffa al seguri)’. Filippino Lippi.

La idea de retitular la obra, esto es, resignificarla, la tuvo Duchamp unos 90 años antes que El Hematocrítico, aunque este se rió en mi cara (virtual) cuando le pregunté si la había sacado de ahí. Dado que confesó no tener estudios en historia del arte, creo que tiene toda credibilidad. Eso sí, aún con distintos alcances, ambos comparten el espíritu subversivo para con la tradición heredada. En todo caso, arriba vemos uno de los procedimientos habituales en la larguísima y desternillante serie de cuadros retitulados: coger un momento de gran dramatismo y de fácil reconocimiento iconográfico e interpretarlo de manera absurda, si nos atenemos a nuestros conocimientos previos, pero verosímil, si atendemos sin prejuicios a lo representado. Se suele aprovechar, como aquí, de las torpezas técnicas que aún lastraban a los pintores prerrenacentistas y del Quattrocento, como Lippi. Por eso, sorprende aún más su falta de background histórico-artístico. Parece saber muy bien dónde buscar la materia prima para sus obras. En la entrevista comentó que a base de rastrear pinacotecas y bancos de imágenes ha aprendido a distinguir etapas, estilos, movimientos y autores sin tener el mayor interés en el arte. Simple conocimiento práctico. Otra nota al pie arriba: esto quizás debería hacer pensar a los que elaboran los acartonados planes académicos.

En esta otra, usa la misma técnica, aunque la dualidad de la pintura (parte izquierda enigmática y difícil de descifrar; parte derecha, fácil reconocimiento del tema de la expulsión de Adán y Eva del Paraíso) y la preponderancia de lo alegórico sobre lo narrativo hace que la reducción al absurdo descriptivo sea todavía más hilarante. Así, convierte una compleja alegoría neoplatónica sobre la creación, referencias a Dante incluidas, en ´Dios regalando vajilla gigante en boda nudista (Il regalo divinni desproporcionatto)’. Giovanni di Paolo.

 diosregalando

 Un ejemplo más en otro registro. En esta ocasión, El Hematocrítico ridiculiza una escena de gran solemnidad y, esta vez, impecable desde el punto de vista técnico y de la creación de ilusión óptica. Y aporta un matiz interesante y que lo enraíza con la tradición pop: la inclusión en sus bromas del repertorio icónico de la cultura de masas. De este modo, el casi épico ‘Cristo devolviendo las llaves a San Pedro’ deviene en ‘Cristo profetizando los bailes de Travolta (Le vission du samedí nuit fevre). Domenique Ingres. Como en las retitulaciones anteriores hay una evidente desacralización del contenido religioso de las obras. Si se entera Rouco lo excomulga seguro.

 cristoprofetizando

Con todo, lo que ha propiciado el estallido definitivo (más de 30.000 visitas en un fin de semana) ha sido el ‘Drama en el portal’. La idea es, nuevamente, una forma de apropiación., pero esta vez con una intervención aún menor. Lo único que hace El Hematocrítico es subir a un tumblr fotografías de notas colgadas en los lugares comunes de las comunidades de vecinos. Extrae una parte o una idea general y la titula, aunque su texto cede casi todo el protagonismo al contenido del escrito. Su creciente número de seguidores retroalimenta el fenómeno, puesto que más y más gente le envía sus imágenes. (Una cuestión que quedó sin contestar en la entrevista es la posibilidad de que, visto el éxito, la gente se estuviese inventando las notas, lo cual sería un elemento de reflexión interesante).

Es aquí donde emerge la gran influencia del autor, según él mismo reconoció: Luis Carandell y su Celtiberiashow. En efecto, sorprende comprobar las concomitancias entre ambos. Lo que hacen, a fin de cuentas, es presentar en carne viva, sin mediación alguna, un retrato de la sociedad española. En esto se equivocó Carandell, cuando en el prólogo de la última edición de su obra antes de su muerte (2002) dijo que esa España se había superado, que solo quedaban resquicios. No lo parece. La intolerancia, la falta de respeto, la mala educación (cívica y ortográfica), lo cañí, la mala hostia, el sentido del humor (más o menos sutil), la tendencia a lo escatológico, el afán comunicativo. Todo eso está en ‘Drama en el portal’, y por eso nos gusta. Porque la identificación es inmediata. Y porque cada una de esas notas funciona como un microrrelato que a la vez encierra gran cantidad de relatos posibles, que quedan al arbitrio del espectador. Aunque al final casi siempre sea la misma historia. Abundan, por ejemplo, las amenazas. Se sospecha que no serían tan contundentes en un cara a cara. Sorprende también la mezcla de registros idiomáticos: del pseudoformal, al vulgar, aderezado con alguna que otra expresión comodín periodística o alguna frase hecha:

primera drama

En esta otra, un claro ejemplo de la España plural:

españapluraldrama

“Patriotismo en la piscina”, tituló El Hematocrítico.

Claro, cuando llevas tres cuartos de hora riéndote como un imbécil con notas de estas, empieza el cansancio. Entonces es cuando, inevitablemente, emerge la metanotística. Hay joyas como esta, que nos lleva de la carcajada al inquietante universo de Dogville:

terceradrama

No obstante, no todo es brutalidad e ignorancia. Alguna brizna de luz, en forma de ironía, aparece entre la miseria.

últimadrama

En fin, uno no quiere atormentar más al sufrido lector, si es que alguno ha llegado hasta aquí. Mejor invertido estaría su tiempo si hiciese caso del hipervínculo de la segunda línea. Me planteaba si El Hematocrítico podría ser una especie de Bansky del humor online, y él mismo se encargó de desmontar la hipótesis en la respuesta a la primera pregunta que le hice. En todo caso, un bansky de provincias, y entiéndase por provincias, además de la literalidad, el no ser pretencioso. También tenía sofisticadas teorías acerca de su humor, que él autor volvió a desbaratar con elegancia, lo cual no fue obstáculo para verterlas igualmente. Por último, esta entrada ambicionaba discernir si el fenómeno Hematocrítico es solo un hype o algo más duradero, pero es obvio que solo el tiempo lo aclarará. Así que se puede afirmar claramente que este es un texto fracasado. Un estreno a la altura del autor, sin duda.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Es El Hematocrítico el Banksy del humor online?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s