hypertrofia ocular

Nostalgia catódica

El otro día, en el bus urbano, dos adolescentes heavys debatían intensamente sobre películas Disney.

Inciso: Esto es puramente real, antes de que nadie lo ponga en duda.  Palabrita del niño Jesús

Sus lo juro

Entre otras cosas dignas de olvidar, aseguraban que Toy Story había hecho mucho daño -¡¡herejes!!- y que El Rey León 2 era un truño, algo que no les voy a discutir, y eso que no vi la película.

El clímax de la conversación llegó cuando empezaron a hablar de anime, y la fémina aseguró que le gustaba Full metal alKemist (sí, lo sé listillos, no sé escribe así, pero lo pongo así para que os hagáis una idea de cómo lo pronunció). El otro -que no era ni corto ni perezoso pero, por lo visto, sí muy sabio- la corrigió muy seguro de sí mismo y de su estupendo acento británico:

– Yo la única serie que conozco es Full Metal AlCHemist (Ahí, remachando la CH. Y terminó la frase con esa sonrisilla de quién se cree que acaba de iluminar al mundo).

En ese momento, os juro por todos los dioses, que mi yo interior se levantó y empezó a aplaudir. Pena que nadie lo escuchara.

El caso es que me pusieron nostálgica. Yo en esa edad –ojo, tampoco soy tan mayor, pero me mola hablar desde mi atril- era más de otras series.

 ¡¡Yo era más de matar vampiros!!

Como estamos nostálgicos, los pongo de mozuelos

Buffy, la cazavampiros fueron 7 temporadas de puro “adolescentismo”. De 1997 a 2003 nos dejó 144 episodios (gracias, Wikipedia), que me vi al completo. Entre tanta temporada y tanta hormona hubo grandes momentos memorables. Asín de primeras no quiero olvidarme del episodio musical Once more with feeling, un atrevimiento que para sí quisieran muchas series que se creen de culto. Poner a un vampiro a cantar “Let me rest in peace” me parece, sencillamente, sublime.

Aquí tenéis un vídeo con la letra, que no tiene pérdida

Y en este enlace el verdadero clip del musical, que es más mejor

let me rest in peace

Buffy me daría para un post entero, pero hoy no hemos venido aquí para esto (Y antes de que nadie cante victoria, claro que lo haré: claro que escribiré un post entero para Buffy, queridos, así que preparaos. Y aprovecho para hacer un llamamiento: ¡¡detractores de la serie, venid a mí!!).

Pero se me va el hilo…que yo hablaba de nostalgias.

Quién os ha visto y quién os ve

¡¡Y qué es más nostálgico que las caras de Dawson (especialmente), Joey y Pacey!! Eso sí que era una serie (…), aunque nadie hubiera dicho que Joey Potter acabaría siendo quién es ahora.

Pero la que de verdad me tenía apasionada era “Es mi vida”.

¡¡Carrie Mathison!! Ay no…

O, en inglés, “My so called life”, protagonizada por una jovencísima y aún cuerda Carrie Mathison, perdón, Claire Danes. Si no recuerdo mal, eran como 20 capítulos. Trataba sobre una chica de 15 años y sus problemas adolescentes en el instituto. Habría que revisitarla para comprobar si mi recuerdo es simplemente una idealización de la edad.

Pero…perdón… ¿por qué dudo? Claro que me encantaría. ¿Acaso alguien no se enamoró de Jordan Catalano?

¡Ayquemevamal!

Que después maduró y se convirtió ya en el más que estupendo Jared Leto

No me está yendo mejor…

Hay más series nostálgicas, pero recordar y escribir al mismo tiempo me fatiga.

¿A vosotros, qué series os gustaban?

Venga, va, no os hagáis los remolones ni los interesantes, que si nos os da vergüenza reconocerlo, no mola!

Anuncios

10 pensamientos en “Nostalgia catódica

  1. V, El Equipo A y El Coche Fantástico me dejaron de molar por una sencilla razón: “I want to believe”. Me había convertido en un fabricante de acné friki.

  2. Había algunas otras series adolescentes dignas de mención, como Las gemelas de Sweet Valley y alguna más que marcó época (que no historia).
    Aunque es verdad que Expediente X debe ser mencionada

  3. Imperdible el papel de James Van Der Beek (Dawson) en la serie “Don’t trust the Bitch in apartment 23”. Va ahora por su segunda temporada. Y, en un acto que acentúa su licantropía… digo, su filantropía, hace el papel de sí mismo…o, digámoslo de otro modo, del tipico actor de niño/joven que nunca logra desencasillarse…
    Sobre series de la juventú… ¡hay tantas! El Coche Fantastico, El halcón callejero, McGyver, El Equipo A,…hasta, efectivamente, “I want to believe”. Que tiró todas esas buenas-intenciones-pseudo-yankis al retrete.
    Y, ¿por qué no hablar de los dibujos animados? Esa es otra historia,… otro post…

  4. El de antes era mi “yo cool”. El “yo hypertrofiado”, tambien veía Sensacion de Vivir, Salvados por la campana, El Principe de Bel-Air, Los problemas crecen, Cosas de casa e, incluso, Cosas de marcianos. Así como Farmacia de Guardia…

    • Argg!! ¡¡Cosas de marcianos!! Mi primer descubrimiento de mi obsesión hypertrofiada Joseph Gordon Levitt!! Esto se va a mercer otro post en algún momento!

  5. A mi también me gustaba Buffy, pero no sé si aplaudir o llorar ante esa intervención blandita del señor Spike. ¿Se puede saber qué c… hace un caza-cazavampiros, al que le gustaba torturar a sus víctimas con clavos de ferrocarril, cantando baladitas?. (Autocensuro mis palabros porque no quiero corromper el vocabulario de los infantes que sigan este blog).
    Pero, aunque me gustasen, series como Buffy me llegaron un poco tarde ¡DESFASE GENERACIONAL!. Me veo más identificada con las que comenta Zriapatx y, sobre todo, la nostalgia catódica me invade al acordarme de “Los problemas crecen”. Ahí sí que salía el guapo por el que todas suspirábamos, un apuesto adolescente digno de póster de Súper POP, Kirk Cameron. Además, este sí (y no Jared) maduró tanto que ahora, que se ha convertido en un hombre hecho y derecho, es capaz de demostrar lo indemostrable (pero eso merecería un post entero).

    • Efectivamente, la viejundad no deja títere con cabeza en esto de la nostalgia catódica. Los problemas creces eran otra gran serie de morriña hypertrófica (aunque su auge a mí me pilló algo más pequeña), y la Súper Pop ni te cuento…Esto da para muchos temas…
      Por cierto, me ha encantado el concepto Caza-cazavampiros. Una gran definición de nuestro vampiro rubio platino favorito!

  6. Yo también estuve enamorada de Jordan Catalano…Os dejo otra serie, por si os acordáis…”Los rompecorazones”

    Cuando leo este blog, tengo la sensación de haber pasado mucho tiempo delante de la tele…porque más o menos, he visto casi enteras todas las series que decis…pero bueno, no he salido tan mal

    • Jordan Catalano nos dejó a todas locas!! jaja
      Gran aportación la de los rompecorazones! Cómo no acordarme de ella, aunque no era la que más seguía, es cierto que era una de las clásicas. Aunque ahora al ver el vídeo me doy cuenta que sólo me acuerdo de uno o dos nombres…
      Y aquí, los hypertrofiados hemos visto muuuucha tele (y más que seguimos viendo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s